4 consejos ante la llegada de un cachorro a casa

La alegría y la emoción afloran instantes antes de la llegada de un cachorro a casa. No debemos olvidar que el cachorro puede llegar asustado por la ausencia de su madre y hermanos o desorientado por el nuevo entorno, además del cambio de hábitos. A continuación vamos a ver los cuatro puntos principales que debemos tener en cuenta para la llegada de un perrito a nuestra vivienda.

Ternura de cachorro

Tranquilidad:


En primer lugar hay que estar en calma ya que a los animales les contagiamos nuestras emociones. Si nosotros estamos triste ellos están tristes pero si estamos felices y calmados, lo notarán y estarán relajados.

Conocer la casa:


Una vez se produzca la llegada del perro a nuestra vivienda, debemos hacerle un “tour” para que conozca todos los rincones de la casa, ayudándole así a conocer su nuevo universo. Sin embargo, esto no siempre es fácil. Es aconsejable que solo sea una persona quien oriente al perro y que no vaya pasando de brazos en brazos. Habla en voz baja para que esté tranquilo.

Comodidad:


Un cachorro se cansa con facilidad y una vez pasado el primer momento de entusiasmo, es posible que empiece a llorar y a buscar la compañía de su madre y de sus hermanos.

Debemos ofrecerle un lugar tranquilo para que pueda descansar. Una cesta con una manta o un suéter viejo sería un sitio ideal, más si lo situamos en una esquina de la casa, donde no haya demasiado movimiento y desde donde el cachorro pueda observar las acciones de los miembros de la familia mientras se siente protegido. ¡Acuérdate de retirar cualquier objeto tóxico o peligroso que pueda estar al alcance de nuestra nueva mascota!

Limpieza:


Desde el principio, es aconsejable acostumbrar al perro a ir a su “nido”, ya sea una cesta, un pequeño colchón de una cama o una pequeña casita de madera. Al pequeño perrito tendremos que ofrecerle prendas de ropa para que se abrigue y lavárselas casi a diario durante sus primeros días de vida, ya que en ellas se suelen acumular muchos parásitos que ponen su huevos, como las pulgas, lo que podría afectar al crecimiento de nuestro cachorro.

Recuerda que tendrás que llevar al cachorro al veterinario cuanto antes, para que le haga un examen médico, le ponga sus primeras vacunas y descarte posibles enfermedades.


También es interesante: - En sillas de ruedas, estos perros son felices
- Los animales que fácilmente podrían matar a un ser humano
- El ataque de un temible gato
- Animales agotados luchando contra el sueño




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *