Este Jack Russell piensa que es un conejo

Como todos los perros (o casi todos), a este pequeño Jack Russell le encanta jugar en la nieve. Y tiene suerte porque ha caído en una familia que habita en un lugar blanco durante casi todo el año.

perro nieve

La capa de nieve es tan espesa que el pequeño animal se ve obligado a saltar como un conejo para poder avanzar. Sólo sus adorables orejitas sobresalen de la vasta extensión blanca.

Incansable, va y viene, en una dirección y otra. Algo nos dice que va a necesitar una buena siesta después de esto.


También es interesante: - El amor de un padre es algo que no entiende de especies
- Un chihuahua y burbujas, un adorable vídeo
- Un perro husky se niega a entrar al coche
- Tres canguros escapan de un zoo con la ayuda de un zorro y un jabalí




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *