Un pequeño hámster en su pequeño palacio

palaio hamster

¿Se acuerda del hámster que vimos no hace mucho tiempo comiendo una mini pizza preparada con amor por su dueño? Para nuestro deleite, el animal sigue siendo tan lindo y tan gracioso.

Esta vez, nos invita a conocer su casa, o mejor dicho, su palacio y su vida diaria.

Como todo el mundo, el hámster cuenta con una cama de la que le cuesta levantarse por las mañanas. Luego toma el desayuno para posteriormente poner rumbo al cuarto de baño.

Un trocito de fresa y algunos dulces son los que su propitario le ofrece para hacerle más agradable el día. Finalmente el hámster tomará un paseo.


También es interesante: - Perros de terapia para las víctimas de Boston
- Jack, de 12 años, decidido a ayudar a un perro a recuperar la vista
- Bebé jaguar en sus primeros días de vida
- Pixel, el gato más pequeño del mundo




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *