¿Qué hacer si mi perro tira de la correa?

perro correaEste es un problema que muchos dueños de perros tienen día tras días durante los paseos diarios: el perro tira de la correa y el placer de la caminata ya no es tal.

Entonces, ¿qué método adoptar?. Cuando un perro tira y tira de la correa, está comportándose de una manera tan dolorosa y agotadora que puede llevar al amo del dueño a reducir la frecuencia de los paseos.

¿Por qué tira el perro de la correa?


Hasta que se demuestre lo contrario, los perros siempre caminan más rápido que los seres humanos, excepto en unas pocas excepciones. Por otra parte, algunos propietarios están convencidos de que el mejor amigo del hombre trata de ocupar el lugar de cabeza o puesto dominante cuando sale a pasear. Desafortunadamente, este viejo mito es ante todo una falsa creencia.

El perro es un animal social, por lo que es incapaz de controlar a su amo (según han demostrado infinidad de estudios realizados entre especies diferentes).

El perro ama, naturalmente, salir a pasear.

El perro tiene un objetivo, y es encontrar rápidamente algo que le parezca interesante. Esta es una razón por la que se produce el comportamiento que estamos tratando.

Otro caso posible es el número de caminatas: las caminatas frecuentes en los perros les puede causar un estado de excitación, por lo que es importante para su bienestar respetar las salidas para canalizar su energía.

Así las cosas, el perro no actúa para poner a prueba la autoridad del maestro, es más bien como un alumno.

¿Qué hacer para que el perro deje de tirar de la correa?


Enseñar a su perro para que no tire de la correa es parte de un proceso general de educación. Debe inculcar de manera positiva este principio básico lo antes posible, desde la llegada del perro a casa. No espere que sea adulto para enseñarle.

Hay varias posibilidades para tratar de que un perro no tire de la correa, pero aquí nos centraremos en una que fue demostrada mediante pruebas.

El primer paso es entender: TIRAR = INMOVILIZAR.

Comience a caminar con un perro con la correa de una manera natural. Tan pronto como su perro comience a tirar, deténte de manera sistemática. Espere hasta que el perro se relaje y deje de tener la correa en tensión, entonces recompénsele con una golosina y continúen su camino.

Mediante este método le enseñará buenos modales al perro, y con la repetición entenderá rápidamente que un tirón es igual a pararse.


También es interesante: - La lucha por la supervivencia de Turbo
- Osos Panda: trabajo en equipo
- Mary Jane, la gata ciclista que triunfa en internet
- Perro en un columpio queriendo jugar




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *