Spider-cat, el gato espía

Los gatos pueden llegar a ser tan lindos como extraños y ese es el caso de este divertido felino.

gato espia arana

Cuando quiere regresar a casa, el gato no se para en la puerta a llorar o maullar, sino que pasa a la acción y trata de abrir la puerta el mismo. Es entonces cuando se convierte en… spider-cat.

El gato salta y se aferra a la cristalera con una impresionante destreza, como si fuese un espía en una misión secreta.

Pero, ¿cómo es posible que se quede ahí enganchado? ¿Tiene pegamento en las patas o ventosas conectadas? El misterior continúa…


También es interesante: - Lavar a los cachorros todos a la vez
- Cachorros corriendo por el jardín para fundir nuestros corazones
- Un perro recibe 210 botellas de regalo de Navidad
- Un hámster hambriento se come un dulce 2 veces más grande que él




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *