Un cariñoso rottweiler y un paciente gato

rottweiler gatoParece que no todos los perros y los gatos se odian… se pueden llegar a amar como locos, tal y como demuestra el siguiente vídeo. Este es el caso del próximo dúo, Sam el perro y el gato Aaron.

Sam es un rottweiler al que le gusta tomar con amor a un gato que permanece atrapado entre sus patas delanteras de gran tamaño con una sola cosa en mente: lamer y besar al pequeño felino.

El gato demuestra una paciencia admirable, lanzando una y otra vez miradas desesperadas para poder escapar de las garras de Sam.


También es interesante: - Un zoo de Florida ofrece la oportunidad de nadar con tigres
- Mamá chinchilla se va de compras con sus bebés
- Un gato atrapado en una pared durante 26 días
- 10 gatos y sus mejores amigos




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *