Un perro se niega a tomar un baño

“No voy a tomar un baño”, parece decir este perro.

perro cerrando puerta

El hermoso animal no es muy obediente y está decidido a no mojarse… incluso se encerrará en un cobertizo de madera para que su dueño no pueda llegar a él.

Su maestro, de hecho, vuelve una y otra vez a la carga, pero contra este perro no hay nada que hacer. El animal quiere que le dejen en paz.

Moviendo la cola, el perro se ve feliz cada vez que su dueño abre la puerta pero cuando se acerca a por el cubo de agua la cosa cambia y se va a un lugar seguro.

¿Quién tendrá la última palabra en este baño? ¿El maestro o el perro?


También es interesante: - Un perro recorre 800 kilómetros para encontrar a su dueño
- Una ardilla estirándose tras una siesta
- Un hombre se sumerge en el agua helada para salvar a un perro
- Los gatos, esos adorables cobardes




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *